Constantemente vemos anuncios de todo tipo de cremas para el rostro que prometen efectos beneficiosos e inmejorables y sí, pueden que sea verdad, puede que los resultados que prometen sean ciertos, pero él no conseguirlos no tiene porque ser culpa de la marca sino del usuario, de nosotros mismos, por no saber aplicarla.

Beneficios del masaje facial

El rostro tiene muchos nervios sensibles que, al tocarlos, pueden relajar y aliviar el estrés. El masaje facial no solo consigue beneficios de relajación en la piel sino que facilitará la absorción del producto y mejorará su eficacia. El procedimiento es realizar el masaje en dirección hacia la musculatura y de forma ascendente.

  • Desliza la yema de los dedos desde la barbilla hasta la frente. Empujando de manera suave la piel hacia arriba.
  • Entre las cejas date pequeños pellizcos para eliminar la tensión y aplica una ligera presión justo debajo de estos con los dedos anulares desde dentro hacia fuera
  • La siguiente área, entre la mandíbula y las mejillas, realiza unos pellizcos rápidos y cortospara reactivar la circulación.
  • Una vez masajeadas las distintas partes de la cara, debes hacer el movimiento de tecleteo. Dar pequeños y suaves golpes en la cara con la yema de los dedos y de manera alterna.
  • Para finalizar, acaricia de nuevo las distintas zonas de la cara y del cuello y, de forma progresiva, ve reduciendo la fuerza e intensidad de los movimientos.

Ahora que ya conoces la aplicación, consigue los mejores cosméticos en nuestra farmacia 24 horas en Madrid, y cuida de tu piel.